Logo

Ganadero de Sucre vendió a la ANT 1.414 hectáreas que fueron entregadas a campesinos afro de ANUC San Onofre

Foto: Agencia Nacional de Tierras- Ricardo Báez

 

Se trata de La Comandancia, un predio dedicado a la ganadería, vendido a la Agencia Nacional de Tierras – ANT por el empresario Carlos Cavalier, cuya familia tuvo la finca durante 130 años.

En la década de 1970 este predio fue escenario de luchas por la tierra lideradas por la ANUC, las cuales derivaron en la conformación del corregimiento Aguas Negras de San Onofre, Sucre.

Hoy, con la Reforma Agraria del Gobierno del Cambio, esta finca es propiedad de familias campesinas que son afrodescendientes y víctimas.

Sucre, 21 de marzo de 2024. @AgenciaTierras

 

Tras más de 40 años de lucha por la tierra, en medio de la cual sufrieron violencias y desplazamientos, 130 familias afrodescendientes integrantes de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos – ANUC recibieron de manos de la Agencia Nacional de Tierras – ANT la finca La Comandancia en el municipio de San Onofre, Sucre.

 

Esta finca, conformada por los predios: El Mono, Buenos Aires, Comandancia y Zipataca, perteneció a la familia Cavalier por 130 años, pero con la confianza que inspira la Reforma Agraria del Gobierno del Cambio, el empresario Carlos Cavalier decidió vendarla de manera voluntaria a la ANT para que familias campesinas tengan tierras para cultivar.

 

 

 

 

Los campesinos que reciben La Comandancia son afrodescendientes que han sido víctimas de la violencia, cuyos parientes lucharon por acceder a tierra propia, en esta zona de San Onofre, desde la década de los setenta.

Una de las lideresas que encabezó esas luchas fue Felicita Campo, mujer afro que organizó a la comunidad para reclamar el derecho a la tierra y cuya labor derivó en la conformación del corregimiento Aguas Negras con poco más de 200 hectáreas.

 

Aunque Felicita falleció, su legado prevale, hoy su nieto Armando Molguea Silgado es líder del consejo comunitario Aguas Negras y, tras recibir La Comandancia expresó: “Ya no somos empleados, esta finca va a ser piloto porque estamos muy organizados, sabemos cultivar, somos campesinos trabajadores de la tierra y cuidados del medio ambiente”.

 


La entrega de La Comandancia se dio en desarrollo de las jornadas del Gobierno con el Pueblo en el Caribe, en las que la ANT también entregó un predio de 409 hectáreas, en Ayapel, Córdoba, a 30 mujeres campesinas, así como las fincas Simba, Potosí y La Laguna, que suman 1.384 hectáreas y están ubicadas en San Antonio de Palmito, Sucre, a indígenas, afros y campesinos.

 

Encuentre aquí el material para periodistas