Logo

En tierra de masacres se cosechará la esperanza: ANT y SAE entregan 1.384 ha para la Reforma Agraria en Sucre

Fotos Agencia Nacional de Tierras- Ricardo Báez

 

Se trata de los predios Simba, La Laguna y Potosí que serán entregados por la Agencia Nacional de Tierras – ANT a indígenas  y campesinos que sufrieron la violencia.

En la finca Simba, en los orígenes de la violencia paramilitar en Montes de María, operó una convivir y se planearon masacres como la de “Colosó”.

El presidente de la República, Gustavo Petro, cuando fue Senador de la Nación, en su debate de parapolítica y paramilitarismo, denunció ante el congreso las masacres asociadas a la conformación de grupos paramilitares en esta zona.

Bogotá, 21 de marzo de 2024, @activosSAE y @AgenciaTierras

 

En San Antonio de Palmito, Sucre, la Sociedad de Activos Especiales – SAE y la Agencia de Nacional de Tierras – ANT anunciaron la entrega de 1.384 hectáreas a familias indígenas, afros y campesinas. Se trata de tres predios que fueron usados por el narcotráfico y los paramilitares en Montes de María. Hoy en manos de familias que fueron víctimas de esa violencia, estas tierras simbolizan un acto solemne de paz y reconciliación.

 

Los predios Simba, La Laguna y Potosí serán vendidos por la SAE a la ANT en más de 40 mil millones de pesos y están ubicadas entre Sincelejo y el golfo de Morrosquillo. Son terrenos productivos y de gran utilidad agrícola que contribuyen a hacer imparable la Reforma Agraria del Gobierno del Cambio en el sur del Caribe colombiano.

 

En la historia del conflicto armado, Simba fue adquirida en los años noventa por el ganadero Javier Piedrahita, quien creó la Convivir Nuevo Amanecer y convirtió la finca en su centro de operaciones de la mano de Rodrigo Mercado Peluffo, alias ‘Cadena’, quién después sería un sanguinario jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia – AUC. En ese periodo, los paramilitares del Bloque Héroes de Montes de María acabaron con la vida de centenares de personas y, desde Simba, planearon masacres en la región como la ocurrida el 3 de noviembre de 1998 en Colosó, Sucre, donde asesinaron a siete personas.

 

 

En la década los 2000, Simba, La Laguna y Potosí pasaron a manos del narcotraficante Luis Fernando Castaño Alzate, alias ‘El Botija’, financista de ‘La Oficina de Envigado’, quien las tuvo hasta el 2009 cuando la Fiscalía realizó un proceso de extinción de dominio sobre los tres predios.

 

Así las cosas, el presidente de la República, Gustavo Petro; el presidente de la SAE, Daniel Rojas Medellín; y el director de la Agencia Nacional de Tierras, Juan Felipe Harman, anunciaron en un acto simbólico la compra de estos predios incautados por narcotráfico y lavado de activos, para luego entregarlos a campesinos víctimas, como parte de la consolidación de la “Paz Total” y de la implementación de la Reforma Agraria que busca aportar economía popular y soberanía alimentaria a las regiones.

 

Datos históricos: La primera Convivir de los Montes de María fue Nuevo Amanecer. Javier Piedrahita, un reconocido ganadero antioqueño (quien fue denunciado por el entonces senador Gustavo Petro en su debate de parapolítica y paramilitarismo en Antioquia) había adquirido Simba, Santa Fe y otras fincas de renombre en la zona, que en 1994 sirvieron de escenario para dar origen a este grupo paramilitar.

 

En ese momento, Piedrahita contrató como guardaespaldas a Rodrigo Peluffo, alias “Cadena”, quien dirigió esta Convivir y luego se convirtió en el segundo hombre al mando del Bloque Héroes de los Montes de María.

 

Después de la desmovilización de las AUC llegó la reconfiguración de las fuerzas y el surgimiento de las llamadas “Bacrim”. En ese momento, en Medellín se disputaban el golfo de Morrosquillo como espacio para el tránsito de drogas y armas.

 

Luis Fernando Castaño Alzate, alias “El Botija”, financista de la oficina de envigado, adquirió Simba, mostrando la victoria por esa lucha territorial. Durante los dos años siguientes esta finca sirvió para procesos logísticos en el transporte de drogas y armas por la zona, hasta que “El Botija” fue capturado y se inició su proceso de extradición y la extinción de dominio de sus bienes.

 

Encuentre aquí el material para periodistas