Logo

Agencia Nacional de Tierras entrega titulación colectiva a los Consejos Comunitarios de Comunidades Negras Fernando Ríos Hidalgo y Tucurinca en el Magdalena

fotografia boletín de titulación de comunidades negras
Consejo Comunitario de Comunidades Negras Fernando Ríos Hidalgo, ubicado en el municipio de Sabanas de San Ángel en el departamento del Magdalena

Santa Marta, 15 de febrero @ant.gov.co En un acto conjunto realizado en la ciudad de Santa Marta, el Consejo Comunitario de Comunidades Negras Fernando Ríos Hidalgo, ubicado en el municipio de Sabanas de San Ángel en el departamento del Magdalena, recibió de manos de la Agencia Nacional de Tierras la titulación colectiva de dos predios beneficiando de esta manera a 30 familias, conformadas por 140 personas.

Estos predios denominados El Rodadero y La Unión, ubicados en el municipio de Sabanas de Ángel, fueron adquiridos por la ANT en el año 2017 con el fin de reubicar a los miembros de esta comunidad. Adicionalmente la Agencia Nacional de Tierras les adjudicó un predio baldío de la Nación.

En el mismo acto, la Agencia Nacional de Tierras también hizo la entrega de titulación colectiva a la comunidad que conforma el Consejo Comunitario de Comunidades Negras de Tucurinca, ubicado en el municipio de Tenerife, con esta titulación 18 familias conformadas por 81 personas se verán beneficiadas.

En el año 2017 la Entidad adquirió, con destinación específica para la titulación a la comunidad de Tucurinca el inmueble conocido como La Julia.

Myriam Carolina Martínez, directora de la Agencia Nacional de Tierras, asegura que, “parte de la misionalidad de la entidad va dirigida a la protección y el reconocimiento de los derechos territoriales de las comunidades negras, por esa razón, la entrega de títulos a estas dos comunidades garantiza el fortalecimiento de sus procesos organizativos y así como la pervivencia”.

Por su parte, Edilsa Moreno presidenta del Consejo Comunitario de Tucurinca, al recibir la titulación colectiva expresó que les permite mejorar la calidad de vida de los grupos étnicos con la propiedad del territorio, “cientos de familias se benefician de la tierra de Tucurinca, porque la tierra es la vida de nosotros, de nuestros proyectos productivos de siembra de paja, ahuyama, yuca, frijol, melón, plátano y otros, tanto para la propia alimentación como para la comercialización».

Las comunidades negras del departamento del Magdalena, fueron víctimas del conflicto durante varias décadas, debido a la disputa del territorio. Esta situación condujo a la carencia de tierras en donde trabajar y desarrollar sus prácticas ancestrales y métodos tradicionales de producción colectiva.